Datos sobre las vacunas

Las vacunas se utilizan a nivel mundial como una medida altamente eficaz para proteger a la población frente a las enfermedades infecciosas. También contribuyen a prevenir la propagación de enfermedades en la comunidad. Las vacunas actúan «enseñando» al sistema inmune (las defensas naturales del organismo) a defenderse frente a una enfermedad concreta. Van dirigidas principalmente frente a enfermedades causadas por virus o bacterias.

La primera vacuna se desarrolló en el siglo XVIII en el Reino Unido. Era una vacuna frente a la viruela, una enfermedad mortal. La viruela actualmente está erradicada a nivel mundial en humanos gracias a la vacunación. El último caso de viruela se registró en 1977 en Somalia.

En la actualidad, existen vacunas frente a muchas enfermedades y hay investigaciones en marcha para desarrollar más vacunas frente a otras enfermedades. Recientemente se ha desarrollado una vacuna frente a la enfermedad provocada por el virus del Ébola, y hay en curso investigaciones sobre vacunas que protegerán frente al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

This video is available in 24 EU languages. Turn on subtitles in your language.

Seguridad, calidad y normativa

Antes de poder utilizarse, las vacunas deben superar ensayos rigurosos. Solo podrá aprobarse el uso de una vacuna en la Unión Europea (UE) y el Espacio Económico Europeo (EEE) tras una evaluación científica de los resultados de estos ensayos, a fin de garantizar su calidad, seguridad y eficacia.

Esta evaluación debe demostrar que los beneficios a la hora de proteger a las personas frente a las enfermedades son mucho mayores que cualquier posible riesgo. Los expertos científicos que evalúan las vacunas consideran siempre con gran meticulosidad las ventajas y los posibles riesgos, en particular porque las vacunas se administran a personas sanas.

Solo entonces, una vez aprobada, es posible fabricar, comercializar y utilizar una vacuna para proteger a la población. La vacuna es objeto de supervisión permanente a fin de garantizar que sigue siendo segura y efectiva.

Como con cualquier otro medicamento, las personas pueden experimentar efectos adversos por una vacuna, pero normalmente son leves y de corta duración. Estos pueden incluir fiebre baja, dolor o enrojecimiento en el lugar de la inyección. Los efectos adversos graves son muy poco frecuentes.

Los beneficios de la vacunación

Las vacunas previenen enfermedades que, en su ausencia, podrían causar graves problemas de salud, discapacidad permanente o incluso la muerte.

Autorización de vacunas en la Unión Europea

Antes de que una vacuna se apruebe en la UE, el responsable de su desarrollo debe someterla a ensayos rigurosos...

Seguimiento de la seguridad de las vacunas y notificación de reacciones adversas

Una vez aprobado el uso de una vacuna, las autoridades nacionales de la UE/EEE y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) hacen un seguimiento continuo de las reacciones adversas en las personas que han recibido la vacuna.

Eficacia de las vacunas

La capacidad de una vacuna para prevenir una enfermedad específica determina su eficacia.

Cómo funcionan las vacunas

Cada virus y cada bacteria desencadena una respuesta única en el sistema inmunitario en la que interviene un conjunto específico de células en la sangre...

Decisiones sobre el uso de las vacunas en los distintos países europeos

Los países europeos deciden, a título individual, qué vacunas deben formar parte de sus programas de vacunación nacionales y ser financiadas por sus sistemas nacionales de salud.

Page last updated 13 Mar 2020